¿Porqué contratar a una empresa legal?

Buenos días.

Hoy he decidido postear sobre este controvertido tema, que posiblemente levante alguna ampolla.

Debido a nuestra cultura mediterránea y a la coyuntura de crisis que hace algunos algún tiempo que nos acompaña, muchas familias y empresas han optado por contratar para los pequeños y medianos trabajos a personas que trabajan en situación irregular.

A primera vista parece lógico este comportamiento, pero me gustaría analizarlo con mayor detalle.

.- Estas personas trabajan a un precio muy inferior al del mercado para según ellos poder compensar la escasa aportación que reciben del desempleo o de algún tipo de subsidio.

Esto hace estar en clara desventaja a las pequeñas empresas y trabajadores autónomos que por el contrario han de pagar una serie de impuestos, tasas y cotizaciones para poder trabajar.

¡Me gustaría poner un ejemplo! no se trata de un caso real, pero podría serlo perfectamente.

Un trabajador autónomo realiza un presupuesto para hacer unos trabajos que han de durar una semana, por lo que el total de sus trabajos asciende a 1.040 € + 18% Iva = 1.227’20

Un trabajador en situación irregular presupuesta los mismos trabajos en 700 €

A priori da la sensación de que el el trabajador autónomo es mas caro y el trabajador en situación irregular es mas barato.

Estos son los costes fijos para la semana de trabajo del trabajador autónomo.

.- Pago a hacienda del 18% IVA……………………………………………………    -187’20 €
.- Pago a hacienda del 20% I.R.P.F………………………………………………..    -208’00 €
.- Pago de la cotización mínima de trabajador autónomo……………………..     – 60’00 €
.- Pago del seguro obligatorio de responsabilidad civil………………………..     – 32’00 €
.- Pago de obligatorio de empresa externa de prevención de riesgos……….      – 21’00 €

Total de pagos obligatorios a realizar durante la semana de trabajo………..      508’20 €

Por lo que si cogemos los ingresos semanales del trabajador autónomo 1.227’20 € y le restamos los pagos fijos semanales -508’20, tenemos como resultado que el trabajador autónomo ha percibido la cantidad de 719’00

Por el contrario, si cogemos los ingresos semanales del trabajador irregular 700’00 € recibidos a cambio de su trabajo y le sumamos la parte proporcional semanal del subsidio mínimo +115’00, tenemos como resultado que el trabajador en situación de irregularidad percibe un total de 815’00 €

Por lo que el resultado final es que el trabajador en situación irregular gana un mínimo de 96’00 €/semanales mas que el trabajador autónomo.

El trabajador autónomo además habrá de prorratear parte de su salario para compensar las 2 pagas extras que no percibe, las vacaciones y los festivos que no podrá trabajar pero que tendrá que cobrar (para igualar su situación laboral al resto de trabajadores que cotizan en la seguridad social). Además en el momento que el trabajador autónomo deje de trabajar tan solo un día dejara de percibir cualquier tipo de ingreso, debiendo hacer frente a todos los pagos obligatorios anteriormente descritos, contrariamente a lo que pasa con el trabajador en situación laboral irregular, que seguirá percibiendo el subsidio que le pertoque. Colaborando el trabajador autónomo con el sistema de salud, educación y en el mantenimiento de la actual aunque precaria sociedad del bienestar, de la que se aprovecha y abusan personas sin escrúpulos.

Esto tiene una serie de inconvenientes directos para el usuario e indirectos para la sociedad.

.- Al contratar el usuario los trabajos de un trabajador en situación de irregularidad deja de beneficiarse de la garantía de los mismos, ya que al no haber factura de los mismos no tendrá la posibilidad de reclamar por posibles fallos en la ejecución.

.- La persona que está realizando los trabajos de forma irregular está quitando la opción de otra persona o él mismo de pasar a estar en una situación laboral de regularidad, por lo que se acrecientan los problemas de desempleo, precariedad laboraleconomía sumergida, a la vez que está generando un coste a las ya mermadas arcas de la seguridad social.

.- Si la persona que realiza los trabajos no cuenta con todo lo exigido por la ley, en caso de accidente leve, grave o muy grave se hará responsable de forma solidaria primero al contratista (si lo hubiera) y después al propietario de las indemnizaciones que en cada caso sean oportunas.

La sociedad tiene la tendencia de culpar a la clase política de todos los males económicos de un país, olvidando la responsabilidad que cada individuo tiene en el buen funcionamiento de la misma.

Supongo que estas lineas no solucionaran nada… pero me queda el consuelo de que algunas personas las lean, unas pocas recapaciten y alguna cambie sus costumbres.

[editada el 10/11/2014]

A día de hoy, los precios indicados, han ido a la baja hasta un punto que personalmente me da vértigo, por lo que aconsejo que este post solo sea tomado a modo de referencia.

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo en tus redes socialis y posiblemente a algunos de tus amigos pueda parecérselo también ;-).

¡Hasta pronto!